Tratamientos alternativos para la menopausia

septiembre 08, 2008 / por / 1 comentario



La caída de los estrógenos durante la menopausia en la mujer afecta principalmente al hipotálamo lo que suele desbalancear funciones corporales como los ciclos del sueño, el apetito, la temperatura corporal y el impulso sexual, ya que el hipotálamo se “confunde” por la sobrecarga de hormonas haciendo que el ritmo cardíaco aumente y se dilaten los vasos sanguíneos.

Es por esto, que vale resaltar terapias alternativas a los fármacos para tratar las diversas dolencias generadas por éste natural ciclo biológico femenino. De las cuales se deben tener en cuenta:

-Consumo de Vitamina E- Como consecuencia de los bajos niveles de estrógenos, la sequedad vaginal está a menudo detrás de la pérdida de interés en el sexo de muchas mujeres. Para mejorar la hidratación de las membranas vaginales, además de los lubricantes de base acuosa que se venden en farmacias, puedes recurrir a cápsulas de vitamina E.

-Cimicifuga racemosa-. También conocida como “black cohosh”, esta planta resulta eficaz para combatir los sofocos, la ansiedad y el riesgo cardiovascular. Varios estudios demuestran que, además, aumenta el colesterol HDL (el bueno), reduce el LDL (el malo) y ayuda a controlar la hipertensión, con lo que previene el riesgo cardiovascular. ¿Cómo? Se utilizan las raíces y los rizomas en forma de comprimidos, extractos o fluidos. Está contraindicada para mujeres embarazadas y niños menores de 18 años.

-Ejercicios de Kegel- que tonifican los músculos urinarios, vaginales y anales, estos ejercicios previenen la incontinencia urinaria, evitan el dolor coital  mejorando la capacidad orgásmica. ¿Cómo? Al realizar los ejercicios, imagina que intentas detener el flujo de orina. Para ello, debes apretar los músculos de la vagina firmemente. Mantén la tensión contando hasta tres y relaja. Repite 15 veces, por lo menos tres veces al día.

Fuente: Hoymujer.com

Anúnciate en Niktoblogs



SOBRE EL AUTOR
Un comentario
  1. 1 - pepi

    Pagaria lo que fuera por ver al hombre padecer si quiera la mitad de lo que solemos padecer nosotras a lo largo de nuestra vida.

    Sep.08.2008 a 12:34
Dejar comentario

*